viernes, 19 de septiembre de 2014

Punta de la lengua al paladar, clave para la apertura de la consciencia.



"Todas las técnicas antiguas de meditación hablan de cómo la punta de la lengua y la parte superior del paladar son la clave para la apertura de la consciencia.................................. 

 En la parte superior del paladar hay un punto específico. Cuando la punta de la lengua toca este punto se abre una conexión directa que sube al cerebro hasta el tálamo, que está formado por dos enormes glándulas ovaladas situadas en la parte trasera de la cabeza; las ondas alfa empiezan a transmitir a través del cerebro con una gran intensidad y cuando estas ondas alfa se disparan se pone en funcionamiento la glándula Pineal en el centro de la cabeza. 

Cuando la consciencia sabe hacer esto correctamente se conecta con la glándula pituitaria y otra glándula, tres en total. Cuando esto sucede, el Tercer Ojo se abre. Es una esfera ocular que está dentro de la cabeza. Los científicos han descubierto hace algún tiempo que la glándula pineal es un ojo hueco y que dentro de él hay receptores del color; y encima suyo hay un instrumento para recibir la luz. 

Cuando se abre y se pone en marcha, el Tercer Ojo, o la habilidad de entrar en los Archivos Akásicos y todas las memorias antiguas, queda abierto y accesible". 

"Esto sólo se puede conseguir a través del corazón y la punta de la lengua. ¿Cuál es la relación entre ambos? Si observamos el momento de la concepción, y esto empezamos a desarrollarlo en mi libro El antiguo secreto de la Flor de la Vida, creo que en el volumen número uno, veremos que empieza con una esfera perfecta que es el óvulo, y seguidamente este óvulo se divide en dos y entonces en cuatro, convirtiéndose en un tetraedro geométricamente perfecto. 


Cuando se divide en ocho se transforma en una estrella tetraédrica, que es el cubo. Estas formas geométricas siguen progresando hasta alcanzar 51 2 células, que luego forman su campo radial, parecido a una manzana, o al campo magnético de la Tierra, por ejemplo. En mi libro lo dejé ahí, pero si se continúa, este campo radial se transforma en el corazón humano. Existe un espacio en la concepción, antes de que se forme el feto, en el que tú y yo no somos nada más que corazón.

 ¡ Nada más! No hay brazos ni piernas ni cerebro. Médicos y científicos están tratando de comprender cómo el corazón puede latir si no hay inteligencia, no hay cerebro. Pero ha sido descubierto que hay un cerebro dentro del corazón. Es pequeño, solo tiene 40.000 células, pero son células cerebrales, así que podemos afirmar que hay inteligencia dentro del corazón. 

Y el cuerpo humano emerge del corazón; brazos, piernas, cerebro, cabeza, pies, etc., y el corazón queda situado en el pecho. Pero ¿qué es lo primero que emerge del corazón?: la punta de la lengua. Así que existe una relación directa entre la punta de la lengua y un lugar sagrado en el corazón. 

Y esta es la razón por la cual una vez aprendes a volver otra vez al corazón, como sabíamos hacerlo miles de años atrás, y situamos la punta de la lengua con el corazón y reconectamos con el cerebro, lo que ocurre es que creas desde el corazón y el cerebro hará lo que tú digas. 

El cerebro se transforma en el sirviente del corazón, y esto es la Ascensión. Mucha gente piensa que la Ascensión es ir a otra dimensión o viajar en una nave espacial hacia otro lugar, pero en realidad consiste en volver donde estábamos antes. Vivíamos en el corazón y el cerebro solo era un sirviente o una función del corazón, y cuando conseguimos volver al corazón y la mente hace lo que le pedimos podemos crear sin que nuestra creación contenga un lado oscuro. 

Es la forma en que solíamos hacer las cosas en el pasado. Casi todo el mundo lo ha olvidado, pero es mi trabajo y el trabajo de otra gente tratar de recordar quiénes somos en realidad y el propósito real de la vida. 

Drunvalo Melchizedek

fuente:http://www.metatron-galactron.com/es/page.asp?p=2&sp=7




Glándula pineal 


La glándula ha sido comparada a un fotorreceptor, el llamado tercer ojo parietal presente en el epitálamo de algunas especies de animales, que es también denominado como ojo pineal. René Descartes cree que la glándula pineal es el "principal asiento del alma" y lo veía como el tercer ojo. 


Libro titulado y dedicado a "Cómo Despertar el Tercer Ojo" 
http://www.clairvision.org/espanol/libros/como-despertar-tercer-ojo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tu comentario.